Iglesias Reina Abogados es una firma familiar ligada al mundo del Derecho por tres generaciones. Las puertas de nuestro despacho se abren en 1985 junto con nuestra vocación de servicio y nuestro empeño en la búsqueda de la excelencia en el trabajo diario.

A lo largo de estos años, el despacho ha logrado afrontar áreas concretas del Derecho con la plena garantía de ofrecer un servicio de calidad a nuestros clientes. Creemos en la especialización de los profesionales del Derecho como vía ineludible hacia el trabajo bien hecho.

Partimos de la base de que trabajamos para personas a las que rodean circunstancias particulares y situaciones muy dispares, por lo que procuramos una atención particularizada y un trato cercano que garanticen una confianza mutua entre abogado y cliente.

 

La filosofía del despacho se puede concretar en una sencilla frase:

Los abogados estamos para resolver problemas, no para llevar pleitos.

error: Content is protected !!